Macroeconomía y flexibilización cuantitativa: por qué no cancelar la deuda?

El Reino Unido, como los EE.UU., llevó a cabo una cantidad sustancial de flexibilización cuantitativa (QE) en los últimos años. Flexibilización cuantitativa implica la creación de grandes cantidades de dinero electrónico y luego usarlo para comprar principalmente bonos del gobierno. Al hacerlo, el banco central aumenta la cantidad de dinero en circulación.

Con los años, el Banco de Inglaterra ha adquirido alrededor # 163-375 billion de dólares en bonos del gobierno del Reino Unido debido a la flexibilización cuantitativa. Esta es una cantidad absolutamente fenomenal de dinero y una gran parte del total de la deuda pública del Reino Unido.

Una pregunta interesante es: ¿por qué no el Banco de Inglaterra # 8210- ahora que posee esos bonos # 8210- acaba de decir al gobierno, 'No se preocupe, usted no necesita pagar el dinero'?

Después de todo, el Banco de Inglaterra es en última instancia, bajo el control del gobierno del Reino Unido (aunque es operativamente independiente), y el Banco solo puede crear dinero de forma gratuita si es que alguna vez lo necesita. Así que por qué no, de un solo golpe, simplemente eliminar una gran parte de la deuda, que los contribuyentes de lo contrario tendrá que pagar?

Aquí están las razones:

  • Si lo hace, sería el equivalente a la propia financiación del gobierno a lo grande por señoreaje (la impresión de dinero), y todas las hiperinflaciones del pasado (Alemania, Zimbabwe y así sucesivamente) fueron causados ​​por el gobierno imprimir dinero para financiarse.

  • Hacerlo significaría que la política monetaria y la política fiscal eran realmente una y la misma, con consecuencias potencialmente devastadoras. Piénsalo de esta manera: los políticos sabrían que el gasto excesivo en realidad no importa, porque en algún momento en el futuro, la deuda se da de baja. El resultado sería una restricción presupuestaria blanda # 8210-, es decir, los gobiernos ya no sienten que tienen para satisfacer su intertemporal (en el tiempo) la restricción presupuestaria y que gastar de forma coherente.

  • Los mercados financieros entenderían presupuesto blando del gobierno y esperar a gastar en exceso y, finalmente, conseguir las deudas canceladas. Esto aumentaría las expectativas de inflación, lo que aumentaría la inflación real. La tasa de interés que el gobierno tendría que pagar para pedir prestado haría cohete ya que los inversores se dieron cuenta de que probablemente estarían pagados mediante señoreaje. La libra perdería gran parte de su valor frente a otras monedas, debido al riesgo de que el señoreaje había llegado para quedarse.


» » » » Macroeconomía y flexibilización cuantitativa: por qué no cancelar la deuda?