Elija las grasas adecuadas para vencer su adicción al azúcar

Grasa de la dieta ha sido acosado en el pasado como el principal contribuyente a la obesidad y las enfermedades del corazón. Sin embargo, las grasas son necesarias para vencer las adicciones de azúcar. Como ciencia de la nutrición progresa, se ha hecho evidente que la grasa de la dieta es un componente muy importante de la nutrición. Su cuerpo utiliza las grasas para producir hormonas, transmitir los impulsos nerviosos, regular el sistema inmune, y crear las membranas celulares.

Las grasas proporcionan sabor a los alimentos y ayuda a sentirse satisfecho. Fat tarda mucho tiempo para digerir, por lo que retarda la liberación de azúcar en el torrente sanguíneo.

La grasa es la fuente más eficiente de la energía alimentaria cada gramo de grasa en la dieta proporciona aproximadamente nueve calorías de energía para el cuerpo, en comparación con alrededor de cuatro calorías por gramo de carbohidratos o proteínas.

Las vitaminas A, D, E, y K son solubles en grasa, lo que significa que sólo pueden ser digeridos, absorbidos y transportados en conjunción con las grasas.

Evite las grasas malas para vencer su adicción al azúcar

Los diferentes tipos de grasas en la dieta tienen diferentes efectos en el cuerpo. Hay dos tipos de grasas en la dieta potencialmente dañinos son

  • Grasa saturada: Este tipo de grasa proviene principalmente de fuentes animales de alimentos. Las grasas saturadas de animales que son alimentados con una dieta inflamatoria (grano GMO y maíz en vez de hierba, antibióticos perpetuos, hormonas de crecimiento, etc.) puede elevar sus marcadores inflamatorios, lo que aumenta el riesgo de enfermedades cardiovasculares y otros problemas de salud.


  • Grasas trans: Se crean grasas trans cuando las grasas no saturadas (como aceites) se calientan demasiado, como por ejemplo cuando la comida frita. Las grasas trans también se añaden intencionadamente a los alimentos procesados ​​por un proceso llamado hidrogenación. Este proceso crea las grasas artificiales que no se echan a perder tan rápido como aceites de origen natural, pero estas grasas Frankenstein son tóxicos para el cuerpo.

    Algunos de los problemas de salud asociados con el consumo de grasas trans se incrementan inflamación, aumento de los niveles de colesterol y triglicéridos, la alteración del metabolismo de las grasas esenciales, y un mayor riesgo de diabetes.

Afortunadamente, los fabricantes de alimentos en los Estados Unidos ahora deben listar el contenido de grasas trans de sus productos en la etiqueta de información nutricional, y muchas empresas están tratando activamente para eliminar las grasas trans de su proceso de fabricación.

Estos son algunos consejos para reducir al mínimo las grasas trans en su dieta:

  • Evite comer alimentos fritos y productos comerciales horneados.

  • No coma alimentos con " hidrogenado " en los ingredientes.

  • Trate de no sobrecalentar el aceite que usted cocina con.

Busque grasas buenas para vencer su adicción al azúcar

No todas las grasas de la dieta es perjudicial! Usted quiere consumir cantidades adecuadas de grasas saludables en su dieta. Aquí están algunas sugerencias para los alimentos ricos en grasas saludables, insaturadas:


  • Aguacate

  • Los pescados grasos (salmón, atún, caballa, anchoa)

  • Nueces

  • Aceites (aceite de oliva, aceite de canola, aceite de borraja, aceite de uva)

De particular importancia son los tipos de grasas no saturadas llamadas Omega 3 ácidos grasos, que se encuentran principalmente en el pescado, nueces y algunos aceites. Estos tienen una serie de efectos saludables para el corazón, incluyendo la reducción de los niveles de triglicéridos, aumentar el HDL (" bueno ") colesterol, " adelgazamiento " la sangre, lo que reduce los niveles de homocisteína, y la reducción de la presión arterial.

Dos ácidos grasos esenciales omega-3 se encuentran principalmente en el pescado: EPA (ácido eicosapentaenoico) y DHA (ácido docosahexaenoico). La investigación muestra que la EPA y DHA actúan como potentes agentes antiinflamatorios naturales, disminuir los efectos de la depresión, y protegen el sistema cardiovascular. Estas grasas son particularmente importantes para la función del cerebro y el sistema nervioso.

Técnicamente, el cuerpo puede fabricar tanto EPA y DHA de otro ácido graso esencial - ácido alfa-linolénico (ALA), que se encuentra en el aceite de linaza, aceite de canola, aceite de soya y aceite de nuez. Sin embargo, esta conversión es muy ineficiente (menos del 10 por ciento), por lo que es prácticamente imposible para convertir suficiente ALA en cantidades adecuadas de grasas esenciales. El aceite de pescado (o el aceite de krill, si usted no es alérgico a los mariscos) suplementación parece ser la mejor opción.


» » » » Elija las grasas adecuadas para vencer su adicción al azúcar