Sistema Monetario Europeo (SME) y de la Unión Monetaria Europea (UME)

En el caso del euro, el Sistema Monetario Europeo (SME) y la Unión Económica y Monetaria (UEM) reflejan períodos de preparación durante el cual los países de la zona monetaria común están listos para usar la moneda común.

El ccsme (1979-1998) incluyó originalmente ocho miembros: Bélgica, Dinamarca, Francia, Alemania, Irlanda, Italia, Luxemburgo y los Países Bajos. Entre otras cosas, el SME presentó el mecanismo de tipos de cambio I (MTC I) para reducir la variabilidad del tipo de cambio entre los países del SME, que era un paso hacia la introducción de la moneda común.

Mientras que los países de EMS 'monedas flotaban frente a otras monedas, el MTC me introdujo un sistema de tipo de cambio fijo para los países de EMS' monedas. Los cambios en las monedas del SME se vieron obligados a estar dentro de un intervalo de +/- 2,25 por ciento, es decir, con un incremento máximo del 2,25 por ciento y una caída máxima de 2,25 por ciento.

Al igual que con cualquier otro régimen de tipo de cambio fijo, el SME tenía problemas. Cuando se alcanza el intervalo mencionado anteriormente en un tipo de cambio entre dos países del SME, los bancos centrales de ambos países tuvieron que intervenir para que el tipo de cambio se mantuvo en el intervalo. La intervención del banco central también puede ser unilateral para defender su moneda.

Cuando la defensa no fue posible, países como Francia e Italia introdujeron controles de capital para limitar la posibilidad de un ataque especulativo y la salida de fondos. Además, los bancos centrales de las monedas más fuertes proporcionan crédito a los países con monedas más débiles, para evitar que el SME se desintegre.

Hacia la década de 1990, algunas monedas se encuentran cada vez más difícil permanecer dentro del intervalo ccsme, incluso con intervenciones en los mercados de divisas. En estos casos, algunos países de la ccsme realinear sus tipos de cambio de la revalorización y la devaluación de sus monedas.

Además, la unificación alemana en 1990 puso presión sobre el SME. La unificación de Alemania Oriental y Occidental requiere una política fiscal expansiva que se tradujo en una mayor inflación en Alemania. El Bundesbank no tuvo más remedio que seguir una política monetaria contractiva y elevar sus tipos de interés.


Por el ccsme clavijas a permanecer dentro de la banda, otros países en el sistema deberían haber seguido las políticas monetarias similares. Sin embargo, países como Francia, Italia y el Reino Unido no estaban dispuestos a adherirse a las reglas de EMS a expensas de una recesión en sus países.

A pesar de las muchas presiones sobre el SME, el sistema ayudó a las tasas de inflación convergen entre los países miembros. Aunque la mayoría de los países del SME comenzaron con altas tasas de inflación (en algunos casos, de dos dígitos, las tasas de inflación) en la década de 1970 (a excepción de Alemania), a mediados de la década de 1990, las tasas de inflación en los países del SME se reunieron con tasas en Alemania.

Como el SME estaba haciendo progresos en la armonización de los tipos de cambio de los países participantes, un gran impulso para una moneda única llegó desde el Tratado de Maastricht de 1992. Este tratado introduce la parte de la Unión Económica y Monetaria (UEM) de la legislación de la UE de que una moneda única Se establecerá en 1999, y se espera que los países de la UE para unirse finalmente la zona de la moneda común.

Después de la introducción del euro como unidad de cuenta en 1999, se introdujo el Mecanismo de Tipos de Cambio II (MTC II). La razón para el MTC II era que los originales ocho miembros del MTC que trabajaron en estrecha colaboración hasta la introducción del euro. Pero a partir de 1999, había otros países de la UE como Estonia, Lituania y Chipre, que no, por lo tanto no estaban en el MTC I y en la zona euro.

El objetivo del MTC II era para aclimatarse a los países miembros más recientes de la UE para convertirse en miembros de la zona euro. Los MTC II países del euro previstas con un margen de maniobra mayor de 15 por ciento a tienen su moneda fluctúe por encima o por debajo de la tasa de cambio determinado.

Entrada en el MTC II acuerdo requerido entre los ministros y gobernadores de bancos centrales del país candidato, los países de la zona euro y el Banco Central Europeo (BCE). Las condiciones del MTC II reflejan cómo funciona la zona euro, para asegurar una transición sin problemas de los países del MTC II en la zona euro. Los países deben participar con éxito en el MTC II durante al menos dos años antes de convertirse en un miembro de la zona euro.


Para mantener la estabilidad de precios en la zona euro a continuación planificada, el Tratado de Maastricht de 1992 introdujo criterios de convergencia relativos a control de la inflación, el déficit público y la deuda pública, así como para la estabilidad cambiaria y la convergencia de los tipos de interés. Estas condiciones implican los puntos de referencia para unirse a la UEM y la zona euro:

  • La tasa de inflación debe ser no más de 1,5 puntos porcentuales más que la media de los tres países miembros de menor inflación de la UE.

  • La proporción entre el déficit presupuestario al PIB (producto interno bruto) no debe superar el 3 por ciento a finales del año fiscal anterior.

  • La relación entre la deuda pública bruta como porcentaje del PIB no debe superar el 60 por ciento al final del año fiscal anterior.

  • Los países candidatos deben unir el MTC II bajo el SME durante dos años consecutivos y no deben devaluar su moneda durante el período.

  • El tipo de interés nominal a largo plazo no debe ser más de 2 puntos porcentuales por encima de los de los tres países miembros de menor inflación.

Además, en 1997, basado en la iniciativa de Alemania, el Pacto de Estabilidad y Crecimiento (PEC) se introdujo. Este pacto destinado a evitar grandes déficits presupuestarios entre los países del SME y sugirió un presupuesto próximo al equilibrio o con superávit. La preocupación de Alemania era que los desequilibrios fiscales como los grandes déficits presupuestarios de algunos países pueden ejercer presión sobre la política monetaria de ser expansiva.




» » » » Sistema Monetario Europeo (SME) y de la Unión Monetaria Europea (UME)